Enemigo Del Éxito – ¡La Preocupación!

El éxito NO ES llegar a una meta, a una cumbre o a lo más alto.

ES cumplir el propósito para el cual fuimos diseñados. Y va mucho más allá de lo que hacemos. Un oficio, un trabajo, ejercer una profesión, terminar una carrera universitaria, etc. El verdadero éxito es caminar diariamente encontrándole sentido a lo que hacemos, en otras palabras, el “para qué lo hacemos” y, éste siempre provocará un impacto en otras personas.

Si no vives exitosamente tu impacto será negativo.

Si vives exitosamente tu impacto será positivo.

“No hay cosa más agradable que ver a una persona haciendo aquello para lo cual nació” “Viviendo con pasión y siendo de impacto a otros”.

Ahora, posiblemente te preguntarás: ¿Qué tengo que hacer para vivir exitosamente?

¡Aléjate de los enemigos del éxito! Así que comencemos por alejarnos de el enemigo numero uno, la preocupación.

LA PREOCUPACIÓN. Es el cimiento para la ansiedad, la depresión y para el fracaso integral. Es un paquete de temor a lo negativo o a lo malo que puede suceder en el futuro, incluso a raíz de algo que sucedió en el pasado y que afecta directamente tu presente, haciéndote vivir fuera del ahora.

Una persona preocupada va a vivir desenfocada, fuera de la realidad, sin claridad. Verá borroso, confuso y por lo tanto tendrá dificultad para tomar decisiones acertadas. Puede caer, lastimarse y dañar su bienestar y su salud.

Hagamos este ejercicio:

Tapa tus ojos no completamente, y trata de correr. La velocidad no es la misma, ni la seguridad como cuando lo haces con los ojos descubiertos. el desenfoque te hace sentir insegura, incapaz, temerosa, indecisa, fluctuante y de todo esto es de lo que estás contagiando a todo aquel que te rodea.

Como dato importante: La discapacidad más común en el mundo es la VISUAL, PÉRDIDA DE LA VISIÓN. Y en lo espiritual de igual manera. Sin visión la humanidad se desenfrena, se desvía, perece. La ansiedad es la 4ta. Discapacidad a nivel mundial y en México ocupa el primer lugar en mujeres y el noveno en hombres.

En este tiempo lo más grave no es contagiarse de coronavirus sino de preocupación ya que eso te desequilibra en todo, Espiritual, física y emocionalmente, dando pie no solo a un virus sino a una gran cantidad de enfermedades y padecimientos.

Nadie se preocupa por algo bueno que está sucediendo o que pueda suceder. Siempre es por algo malo.

Nadie menciona las siguientes frases:

¡Estoy preocupada porque mi hija va a recibir un diploma por mejor promedio!

  • ¡Me preocupa que a fin de mes tendré para pagar todas mis cuentas, deudas!
  • ¡Es preocupante que todos ya compraron su boleto para el cine y para el concierto!
  • ¡Me preocupa que ya tengo todo listo para mi boda y para mi viaje!
  • ¡Todos estamos sanos y me preocupa eso!

¡Nooooo! Nadie afirma eso.

Por algo nuestro diseñador nos dice: “No te preocupes por nada” en Filipenses 4:6-8.

El no quiere que vivas desenfocada, con falta de visibilidad o en otras palabras falta de VISIÓN, de propósito, perdiendo el tiempo, caminando a oscuras.

Él no dice: “Despreocúpate, enciérrate en tu cuarto, y no hagas nada mas que rascarte el ombliguito, ¡No! Él nos invita inmediatamente a la acción. Toma nota:

  1. Ora por todo. Orar es hablar con Dios, habla de todo. Relaciónate con tu diseñador. El problema es que convertimos la oración en una lista de peticiones en vez de tomarlo cómo un tiempo de relacionarnos, de abrir el corazón, de expresarte con él como no lo haces con nadie. A muchas personas les da pena llorar frente a Dios. Se sienten débiles. Alguien muy sabio dijo: “Las lágrimas desahogan el corazón, limpian los ojos y hacen ver las cosas con más claridad”.
  2. Presenta tus necesidades a tu diseñador. Aunque él ya las sabe, le dará gusto escuchar que necesitas aquello que ya preparó para ti. Si yo tengo una bicicleta para mi hijo que le quiero regalar, me alegrará el corazón escuchar que me diga que necesita una bicicleta, es su necesidad y yo ya estoy lista para satisfacérsela. Así es Dios.
  3. Da gracias por lo que tu diseñador ha hecho. Seamos humildes y reconozcamos que todo lo bueno que ha sucedido en nuestra vida viene de él, quien nos conoce y sabe cómo hacernos sentir amadas con sus detalles. Siempre queremos más y más lo se, pero seamos agradecidas con lo que tenemos hasta ahora.
  4. Concéntrate en lo bueno y lo excelente. Piensa positivamente.

5 beneficios de aplicar estas 4 recomendaciones

  • Experimentarás una paz que superará tus expectativas.
  • Tu corazón estará protegido y tu alma será una candidata a la salud.
  • Estarás lista para tomar decisiones más enfocadas.
  • Impactarás a otros y a tus futuras generaciones de manera positiva.
  • Estarás más lejos de la preocupación y más, cada vez más cerca del éxito.

Este es el día que hizo tu diseñador para ti, es tu posesión más valiosa, alégrate hoy porque el mañana aun no llega y el ayer, el ayer solo fue un sueño

Dora Ortiz

Se que tienes en mente a alguna persona a quien le encantaría leer este mensaje de esperanza, ¿Me ayudas a compartirlo?

Me encantaría leer tus comentarios sobre este artículo y saber qué impacto ha tenido en tu vida, de esta manera me ayudas a seguir compartiendo contenido de valor.

Escríbeme al WhatsApp +52 662 352 0058. Te leo, Gracias!!

Sígueme en redes sociales como: Dora Ortiz Terapia Integral

Compartir en:

Más publicaciones

¡24 Horas Para Vivir al Máximo!

Libérate de la ansiedad (parte 1)

Enemigo Del Éxito – ¡La Preocupación!